• Chandler & Tempe

Desierto Eléctrico: Luces y sonidos en el Jardín Botánico del Desierto.

El desierto es bello y para muestra basta un botón: no de rosa, sino de cactus.

Por: Gabriela Gallardo Mládosich


Algunas veces he escuchado decir que el desierto es monótono y aburrido. Por el contrario, yo pienso que cada ecosistema tiene su belleza, y el desierto no es mejor, ni es peor… es único; para muestra basta un colorido botón: y no de rosa, sino de cactus.

El Jardín Botánico del Desierto (Desert Botanical Garden), localizado en la ciudad de Phoenix (muy cerca del límite con la ciudad de Tempe) es un modelo de la diversidad de nuestra vegetación, con énfasis en las plantas nativas y en aquellas adaptadas a estas condiciones. El jardín fue creado en 1939 por un grupo de entusiastas amantes de las cactáceas y con sus variados senderos es motivo de orgullo para la ciudad. De manera continua enfoca sus esfuerzos a la conservación, investigación y exhibición de estas plantas, así como a la organización de eventos que contribuyan a la educación del público.

En esta temporada, con noches más frescas, es una delicia visitar el jardín de noche y maravillarse con la exhibición Electric Desert (Desierto Eléctrico): un espectáculo de sonido y luces en el que se proyectan asombrosos diseños cual pinceladas en un lienzo hecho de plantas, terreno y rocas. Con la ayuda de bocinas y proyectores colocados estratégicamente, el jardín ofrece una experiencia casi mágica para sus visitantes en siete puntos específicos distribuidos a lo largo de la senda principal.

Llegamos al parque justo cinco minutos después de que abriera sus puertas. El estacionamiento parecía demasiado lleno, pero no tuvimos problema para encontrar pronto un lugar auxiliados por el personal que dirigía el tráfico. El movimiento de la fila en la taquilla fue eficiente y pronto estuvimos dentro, en donde personal del jardín y amables voluntarios nos proporcionaron un mapa señalando el sendero que debíamos seguir para disfrutar de Electric Desert”.

¡Que fantástica experiencia aguardaba a nuestros sentidos! Nos recibió un despliegue de luces que parpadeaban al ritmo de una suave música iluminando las plantas en varias jardineras. Andando un poco encontramos un par de cardones gigantescos (llegan a medir más de 19 metros de altura) y siguiendo el camino llegamos a un sahuaral. El sahuaro, que se encuentra sólo en el estado de Sonora en México, en Arizona y el sureste de California en los Estados Unidos, es un símbolo del desierto de la región. Con un ciclo vital promedio de 200 años es el rey indudable de este jardín. Al fondo del sahuaral hay una colina y al aproximarnos pudimos escuchar el sonido del viento y más música. Al levantar la vista, nuestros ojos encontraron ondulantes líneas de color danzando sobre la ladera del cerro y proyectándose sobre los sahuaros. Fue increíble. Simplemente un hermoso festín para la vista. Ahí nos detuvimos por un rato escuchando, observando y relajándonos en el proceso. Al seguir nuestro camino encontramos un pequeño mirador desde donde pueden verse las luces de la ciudad. Íbamos apenas a la mitad de nuestro recorrido. Al llegar a la sección de cactus y suculentas encontramos tres exhibiciones llenas de matices, movimiento y sonido. Quedamos hipnotizados: nos sumergíamos en el océano, flotando entre corales y anémonas; al menos así es como puedo describir lo que mis sentidos experimentaron con estas proyecciones. El equipo de Klip Collective, el estudio de producción creativa que diseñóe instalóesta exhibición de música y color, realmente dio en el clavo y lograron un espectáculo vibrante.

Al terminar nuestro recorrido decidimos revisitar las secciones que nos habían impresionado más e incluso adentrarnos en otros atajos, solamente por el placer de disfrutar de la noche y de la brillantez de la luna. Asimismo, si te sobra un poco de tiempo como a nosotros, puedes visitar la tienda de recuerdos y regalos, que está muy linda, o incluso cenar o tomar un aperitivo en su restaurante “Gertrude’s”.

Es importante señalar que esta exhibición puede resultar sobre estimulante para personas fotosensibles o con ciertas condiciones visuales o neurológicas.

La experiencia resultó muy positiva y quedamos invitados a volver para disfrutar de otros eventos que el Desert Botanical Garden tiene programados.

La exhibición Electric Desert se extenderá hasta el 12 de mayo del 2019. Para mayores informes, visita el sitio www.dbg.org o llama al 480.941.1225 de 9 a.m. a las 5 p.m.




0 views

¿En qué podemos ayudarte?

Envíanos tu comentario o pregunta por medio de correo electrónico. Haz click en el icono que aparece debajo, te responderemos por correo electrónico lo antes posible.

 

Copyright Chandler&Tempe 2018